La extinción es algo a loo que todas las especies habidas y por haber están expuestas, pero… en nuestro país ¿que tipo de fauna esta propensa a ello?

Bien sea por selección natural o por la mano del hombre, las especies animales y también las plantas aparecen y desaparecen cada cientos de miles de años. Este proceso suele tardar bastante, y al cabo de un tiempo, aparece algo nuevo que llena el eslabón vacío.

Sin embargo, en especial con la ya mencionada acción del hombre, algunas especies ven su fin de manera dramática mucho más pronto de lo que estaba previsto, en parte por la caza excesiva y la destrucción de su hábitat para la obtención de materias primas o por la misma contaminación.

Factores existen demasiados, y es por eso que hoy te presentamos… las diez especies que podrían desaparecer en el futuro, en nuestro país:

Ocelote: Se trata de un felino de tamaño mediano de entre 70 y 90 centímetros y un peso aproximado de 11 kilos. Fue adorado por civilizaciones pre coloniales como los mayas, los aztecas y los olmecas. La causa de su cada vez menos número es la caza para obtener su piel y la destrucción del ecosistema en donde radican.

Oso negro: Se trata de uno de los animales en peligro de extinción mas recientes, y aunque su nivel de peligro es menor pero creciente, de continuar si podría representar una amenaza para la especie. Estos animales también pueden en Alaska y Canáda, lo que les convierte en el oso más común de Norteamérica.

Tortuga de bolsón: Esta especie es originaria de Chihuahua y Durango y su nivel de peligro de extinción es critico, debido a la caza indiscriminada por su carne, la actividad sísmica y el cambio climático.

Jaguar: Este bello animal que como el Ocelote, fue adorado también por las civilizaciones prehispánicas, fue una vez considerado símbolo de poderío y protección. Su número se ha visto mermado por la destrucción de su hábitat, que elimina a sus potenciales presas y así mismo, por la caza por parte del hombre, que le consideran una amenaza para los poblados.

Lobo mexicano: Esta subespecie de lobo que es de un tamaño menor comparable al e un perro mediano esta en grave peligro de extinción. Se estima que sobreviven menos de trescientos ejemplares y aunque en el pasado existía de manera libre, tristemente hoy todos sus ejemplares se mantienen en cautiverio para su protección y preservación. Fue exterminado en su gran mayoría por los ganaderos, pero antiguamente era símbolo de culto en Teotihuacan.

Perrito de la pradera: Este tierno animal se encuentra en Coahuilla y Saltillo, pero se desconoce el número exacto de especímenes con vida. La causa de que se encuentren amenazados es debido a la ignorancia de parte de algunos agricultores que buscan como eliminarlo por considerarlo una plaga, sin saber el papel que desempeña verdaderamente en el ecosistema.

Tapir: Esta criatura de apariencia extraña que sugiere un origen prehistorico, esta en peligro debido a la caaza indiscriminada y a la deforestación, se cree que existen menos de dos mil ejemplares con vida.

La temporada de animación de la tortuga caguama es de mayo a octubre, por lo que la oportunidad de admirarlas dura por varios meses.

Tortuga caguama: Aunque no es nativa de tierras mexicanas, esta tortuga emigra desde tierras niponas cada año para realizar su desove. Son cazadas por su carne y sus huevos que son una fuente de proteínas. En el pasado formaron parte del lore cosmologico de varias culturas indígenas.

Guacamaya roja: Esta hermosa ave bien concida por su llamativo plumaje debe su número reducido al comericio ilegal, lo que ha conllevado a que solo puedan verse en Chiapas. Se estima que existen unos treinta mil ejemplares. Los mayas le relacionaban con su dios Vucub Caquix.

Axolote: Este animal de aspecto tan particular tiene la cualidad de regenerar extremidades perdidas y su peculiar apariencia le valió su nombre que en nahúatl significa monstruo de agua. Entre las causas de su reducción en número se encuentra el comercio ilegal para consumo, la contaminación de su ecosistema y la introducción de especies exóticas a su hábitat, lo que provoca un des-balance.

Estamos seguros que a más de uno de nuestros lectores le agradaría que sus hijos puedan conocer todas estas maravillosas criaturas a través de la experiencia de verlos moverse y existir, y no a través de imágenes como un recuerdo de lo que alguna vez fue, por eso alentamos a que no fomenten ninguna de las acciones que permiten dañar la flora y la fauna, aunque no lo crean, si todos tuviéramos este pensamiento, el mundo podría cambiar para bien.

Si tu quieres saber como contribuir a la preservación de estas especies te invitamos a leer nuestro articulo sobre el reciclaje, pues con esta simple acción ya damos un gran paso para poder colaborar con esta buena causa.